TALxCUAL 

El tarro más grande

Hoy quiero compartir con ustedes palabras del pasado que llegaron a mi gracias a Facebook. Hemos estado mal en situaciones anteriores y siempre hemos logrado salir adelante, para al menos, mirar con la frente en alto y decir que dimos lo mejor que tuvimos y finalizamos dignamente.
Autor | Sadrach Abarzua

 


 

Para ponerlos en contexto, ese día 28 de agosto del 2013. Colo-Colo jugaba la vuelta frente al ya mítico Deportivo Pasto.

 

 

00

Debe ser una de las noches mas nefastas que he vivido en los últimos años, como se dice coloquialmente el tarro fue de 200 Lts. de esos que cortas por la mitad y te haces una parrilla grandota para el 18 de septiembre.

Esa tarde Colo-Colo enfrentaba en calidad de local al discreto y desconocido Deportivo Pasto. Luego de una sorpresiva derrota de visita por 1-0 creo que al 99,999999% del mundo jamás imaginó una derrota del Cacique en pleno monumental.

Al mando del retornado Gustavo Benitez -Discreta vuelta- Colo-Colo Formaba de la siguiente manera: Salazar; Fuenzalida, Vilches, Toro, Luis Pavez; Fierro, Esteban Pavez, Baeza, Vecchio; Flores y Olivi.

A pesar de los tres últimos en la formación, no era un equipo que mereciera semejante mancha en la historia. Ya a los 17 minutos Lalinde enmudece al mundo con su gol y deja a todos con cara de WTF! Pero faltaba más. Tras una caída sin sentido del Kily Vilches, es el mismo Lalinde que abusa del error y anota el segundo gol para la visita. De ahí en más solo fue ver correr el reloj, qué curiosamente en estas situaciones, da la sensación de ir extremadamente lento, como sí sabiendo el dolor que nos ocasiona la situación, hace lerdo su avance.

El Monumental se transformaría en una hoguera. Lo malo de matar un partido tan temprano, es que dejas mucho tiempo a la incertidumbre y con ello sumado a la adrenalina y el amor desmedido de algunos, dan ganas de putear y matar a todo el que cruce por nuestro camino.

Pero acá es donde viene lo “bueno”, porque luego de estas situaciones extremadamente vergonzosas, Colo-Colo siempre ha tenido el amor propio y de su gente para levantarse y salir adelante. Un par de fechas luego de esas derrotas, Benitez sería cesado de su cargo, por los malos resultados y su lento futbol, ratón y fome le decían. Curioso es que luego Tapia asume el interinato y logra sacar a flote este barco, terminando en la octava posición,para luego terminar ganando la ansiada estrella 30.

Cosas y situaciones muy similares a lo ocurrido en estos días con Sierra y Guede. Guardando las proporciones y formas. Pero después de la fomedad vienen los cambios y luego el aprendizaje. Rematamos con una copa y todos celebrando.

Hasta ahí el recuerdo de mi tarro más grande. ¿Y el suyo, cual es?
Hasta la próxima semana, si Arellano quiere. ¡Abrazo de Campeón!

Comentarios

Comentarios

Related posts