Analizamos las posibilidades que tiene Colo Colo de superar a Corinthians

Ambos se enfrentan la segunda semana de agosto en el Estadio Monumental

Avanzaba el mes de marzo, estadio Monumental David Arellano repleto, alrededor de 40 mil almas gritaban y festejaban el triunfo 2 a 0 categórico de Colo Colo sobre Boca Juniors. Colo Colo con Claudio Borghi en el banco, alineaba con el clásico 3 – 5 – 2, Boca por su parte el clásico 4 – 4 – 2, Con Román y Martín a la cabeza.

Finalizado el encuentro y con la mente en blanco, Martin Liberman en una crónica en su programa de Fox decía que “esa mística en el camarín blanco, que sin importar el tamaño y peso del rival siempre lograría la victoria”, garra y fútbol era lo que sobraba en esos tiempos, que terminó lamentablemente perdiendo una gran oportunidad de pasar la llave y con nuestro DT renunciado.

Una década ha pasado de aquel proceso, Astengo, Barticciotto, Tocalli, Gallego, entre otros pasaron por el equipo, unos con buenos resultados otros no, pero traemos a la palestra esto, para explicar básicamente los conceptos errados que tenemos en el fútbol, en nuestro fútbol y por sobre todo nuestro club, nuestro presente es opuesto al de aquella época, para jugar con ese sistema, requerimos en ofensiva velocidad y explosión como elementos principales y que lamentablemente no tenemos en abundancia (a la espera de los refuerzos). Los años no pasan en vano y nuestros jugadores cambian.

El plantel no tiene 26 años de edad promedio, por lo cual el volumen de trabajo y desempeño decae por biología, el fútbol es un deporte de intervalos, alta, media y baja intensidad, todos entran y participan con distintas funciones, en promedio se realizan 9 a 10 sprint por jugador y para lograrlos debes tener las respuestas físicas adecuadas, vale decir, correcta resistencia, correcto aporte de O2 en el músculo, correcto control neuromuscular.

Nuestro equipo titular supera los 30 años promedio, probablemente la mayoría no logra las respuestas ideales, pero la conclusión que apuntamos es que hay que tener paciencia. No le pidamos a Tito lo que no hay. No le enrostremos las derrotas si el único que nos daba goles era Esteban Paredes. Tampoco pidamos velocidad si el único puntero que aprobó fue Opazo.

El rival también juega y anular a 2 jugadores es fácil hoy en día, lo acaban de sufrir Portugal y Uruguay en el Mundial. No existe el equipo que gane con uno solo. Pero les recordamos algo, nuestro plantel sí, sí moja la camiseta.

Via
Ignacio Díaz Pino
ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?