ANTICOLUMNA | Soy de la generación que nunca vio ganar a Chile

Autor | Señor Quintana

Soy de la generación que nunca vio ganar a Chile, la generación de Azkargorta, Acosta, Olmos, etc… Vi a mi selección comerse goleadas históricas con Brasil. Vi perder a Chile con Venezuela y en santiago más encima.

Soy de esa generación que vio a jugadores salir contentos de la cancha porque habían perdido ‘por poco’ y que veían a Argentina y otras selecciones siempre para arriba, del ‘Jugamos como nunca pero perdimos como siempre’.

Soy de la generación que miraba con admiración el tercer lugar del mundial, que aún recordaba la medalla de bronce de Sydney, que pensaba que el mejor mundial que teníamos era el de Francia 98 y que imaginó que moriría sin ver a su país levantar un título.

Soy de la generación de Sulantay, donde se veía a cabros como Vidal, Alexis, Medel, entre otros, creerse el cuento con una sub 20 que nos hacia soñar. Cabros agrandados que lo querían ganar todo y querían comerse el mundo.

Soy también de la generación de Bielsa, que si bien no inventó el fútbol, trabajó. Confío en jugadores que nunca pensamos iban a estar en la seleccion adulta. Cambió la forma de mirar a los rivales y de jugar al fútbol.

Soy de la generación que vio a Borghi fracasar (para algunos no, pero seamos objetivos muchachos) y que pensó que aún había material para ganar algo.

Soy de la generación del puerto ordazo, del tavelli, del bautizazo, del choque de Vidal, y que en algún momento creyó que con estos actos de indisciplina, se iba a derrumbar todo.

Soy de la generación de Sampaoli, que pese a tener colores distintos a los míos, mantuvo el trabajo de Bielsa e impregnó su sello que nos llevó a tocar el cielo ganando la primera copa América.

Soy de la generación que vio la cagada que tenia Jadue, que vio irse a Sampaoli, que vio en Pizzi un mal recambio y que se asustó al ver a Chile perder con equipos como Jamaica a unos días de empezar la copa.

Soy de los que se desencantó en algún momento con la roja, y que lloró como un niño al ver el bicampeonato, se me pasó por la cabeza que fuimos goleados tantas veces por Brasil, que el mejor logro que teníamos contra Argentina era el gol de Orellana y tantas cosas que ya escribí más arriba.

Soy de la generación que se comió el ninguneo de Tevez, Liberman y Chevanton, pero que conociendo a estos héroes, sabía que ellos mismos taparían esas bocas.

Soy de la generación que sabe que esto recién comienza…

¡Gracias Chile!

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?