Colectivos feministas de Colo Colo solicitan medidas en contra de Leo Valencia por acusaciones de violencia de género

Hace unos días, hemos sido testigos de fuertes acusaciones realizadas por Valeria Pérez Silva. La ex pareja de Leo Valencia realizó una «funa» en sus redes sociales, donde deja en evidencia episodios de maltrato en su contra y de una millonaria deuda por pensión de alimentos a sus hijos.

Ante la denuncia de la mujer, el  Colectivo de Mujeres Janequeo, agrupación de mujeres feministas de Colo Colo, emplazó a Blanco y Negro a manifestarse en contra de las acusaciones en contra de Valencia.

«Como Colectivo Janequeo e hinchas Colocolinas manifestamos nuestro apoyo a Valeria Pérez Silva tras la acusación en contra de su ex pareja y padre de sus hijos, el actual jugador de ColoColo, Leonardo Valencia», reza la publicación.

«Nos parece preocupante que hoy este tipo de personas lleven el emblema y defiendan la camiseta blanca.

¡Repudiamos toda conducta machista y patriarcal dentro y fuera de la cancha!», es parte del comunicado.

View this post on Instagram

Como Colectivo Janequeo e hinchas Colocolinas manifestamos nuestro apoyo a Valeria Pérez Silva tras la acusación en contra de su ex pareja y padre de sus hijos, el actual jugador de ColoColo, Leonardo Valencia. Queremos recordar que el futbolista ya tiene una denuncia por VIOLENCIA INTRAFAMILIAR por lo que repudiamos su llegada al club desde un principio. Valeria no solo lo acusa por la violencia ejercida en su contra, si no que también sobre sus hijos tanto afectiva como económicamente por parte de Valencia quien además, no se ha hecho presente cumpliendo su rol de padre. Nos parece preocupante que hoy este tipo de personas lleven el emblema y defiendan la camiseta blanca. ¡Repudiamos toda conducta machista y patriarcal dentro y fuera de la cancha!

A post shared by Colectivo Janequeo (@colectivo_janequeo) on

Por su parte, la Comisión de Género Rosario Moraga, perteneciente al Club Social y Deportivo Colo Colo, también manifestó su repudio a los actos que se le imputan a Leo Valencia. En el comunicado, instan a las autoridades del fútbol a instaurar áreas de género en sus instituciones y crear protocolos que tengan como fin, sancionar a los jugadores que cometan actos de violencia contra la mujer.

También puedes leer: El sueño colocolino de Justo Villar

«Que usar la camiseta de un club, ganar campeonatos o récords no sea garante de la impunidad para quienes aún osan de violentar a las mujeres. Que las denuncias o funas, conocidas por el mundo del fútbol no queden sólo como testimonios en redes sociales, sino que se asuman como un desafío a trabajar por las S.A deportivas que hoy administran los clubes. Nos urge que los ídolos de los y las niñas sean además de profesionales, personas íntegras y que representen el sentir de sus hinchas, socias y socios», cerró el comunicado.

View this post on Instagram

Son días de dolor, solidaridad y catarsis para miles de mujeres. En este contexto, cuando todo un país clama justicia para Antonia, hemos conocido una “funa” en contra de un jugador del plantel de Colo Colo. No es la primera vez que se conoce un caso similar, donde una mujer acusa de violencia física, sexual económica y/o psíquica a un jugador de futbol o a un integrante de un club deportivo. Hace menos de un mes, también conocimos públicamente las denuncias del plantel femenino de Palestino por acoso sexual contra el ex kinesiólogo de su equipo. En ambos casos hay un factor común: la VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES ejercida por parte de personas que integran clubes deportivos, y que supuestamente, representan valores deportivos e institucionales. Es en este contexto, además de repudiar estos hechos denunciados, emplazamos a las y los dirigentes deportivos del fútbol profesional chileno a comenzar a instaurar áreas de género en sus instituciones, a formar comisiones y protocolos que no sólo sancionen, sino que eduquen sobre equidad y género a todos quienes forman parte de sus clubes, desde las áreas formativas a las profesionales. Hoy vemos como en Argentina los clubes emblemáticos cuentan con áreas de género con protocolos aprobados y en procesos de validación. Un ejemplo a seguir por el mundo deportivo. En tanto, en nuestro Colo-Colo, en menos de un año dos jugadores se han visto involucrados en situaciones de violencia contra la Mujer. Ante este escenario, sólo nos queda insistir y perseverar porque los cambios culturales también permeen en la cancha. La idolatría no puede ser sinónimo de ceguera hacia quienes visten y representan a Colo Colo. Que usar la camiseta de un club, ganar campeonatos o récords no sea garante de la impunidad para quienes aún osan de violentar a las mujeres. Que las denuncias o funas, conocidas por el mundo del fútbol no queden sólo como testimonios en redes sociales, sino que se asuman como un desafío a trabajar por las S.A deportivas que hoy administran los clubes. Nos urge que los ídolos de los y las niñas sean además de profesionales, personas íntegras y que representen el sentir de sus hinchas, socias y socios.

A post shared by Comisión Género Rosario Moraga (@generocsdcolocolo) on

 

Las denuncias en contra de Leo Valencia

Las acusaciones que realiza Valeria Pérez Silva no son para tomarlas a la ligera. La mujer compartió audios de Whatsapp, donde el jugador de Colo Colo la trata de mala manera y, además, muestra los mensajes que le enviaba por el mismo medio.

A su vez, la ex pareja de Valencia compartió la millonaria deuda que tiene el jugador por concepto de pensión de alimentos para sus hijos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hasta el momento, ni Blanco y Negro ni el jugador en cuestión se han referido al tema.

 

Carlos Caszely sale a respaldar la continuidad de Gualberto Jara

Deja una respuesta