Columna del hincha | Objetivo: El líder Cobresal

 

Cuando uno piensa en Cobresal, se le vienen inmediatamente a la cabeza algunos conceptos como: Desierto, Campamento, Salvador, Zamorano, Descenso. Me quiero quedar con este último concepto. Cobresal, el elenco que constantemente nos acostumbró a que lo viéramos pelear la liguilla, pero que pudo burlar un par de veces. Si, a ese equipo hago referencia. Al que tiene un estadio con una capacidad mucho mayor a la cantidad de habitantes de la zona, a aquel equipo al que Barticciotto le convirtió un golazo de mitad de cancha el 99 (gol que replicaría en cierto modo Johan Fuentes el 2013 jugando ante nosotros en el mismo estadio), y por que no decirlo, el equipo que  vio descender a la contra.

 

Si bien todos estos recuerdos no llegan a ser un aspecto validante, hoy nos encontramos con un equipo que es líder del torneo, si, es el puntero. Un equipo aguerrido, con sangre, bien estructurado en defensa, con un gran guía como es Peric y un tremendo delantero como es Donoso.

 

A no confiarse.

 

Cobresal viene de dar vuelta un partido increíble ante U. De Concepción. Un encuentro que tenia perdido, pero en el que, recién en el último minuto, pudo amarrar los 3 puntos. Mientras que nosotros, caímos de local ante Unión La Calera. Caímos no sólo por errores propios, si no que porque el rival que nos tocó, fue superior.

 

Por esto es que no podemos confiarnos. No podemos caer en lo mismo que en el último partido. Este viernes enfrentamos al líder, independiente de todo lo anteriormente comentado, Colo Colo no puede confiarse, no puede pensar que tiene los 3 puntos asegurados sólo por el hecho de que se tiene en frente a un rival con pocos galardones históricamente, se tiene a un equipo que con poco está haciendo mucho, y, que si llega a derrotarnos, se nos aleja 4 puntos con 4 partidos más por delante, o sea, correrían prácticamente solos en la carrera por ser los campeones del clausura 2015.

 

Que el último partido nos enseñe a que nunca, jamás, se debe mirar por debajo del hombro a un equipo, menos en estas instancias. Está difícil. No tenemos al capitán y tampoco a Suazo, pero confío en la seguridad de Justo, en la Solidez de Julio, en el inmenso talento de Jaime, en el instinto goleador de Esteban, y en el apoyo incondicional de la mitad más uno del país. ¡Vamos cacique!

 

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?

¿Leíste esto?

Close