La destacable actitud que tuvo Darío Melo en el Clásico

Como es sabido, el superclásico 186 se quedó en el Monumental. Colo Colo derrotó a su rival más tradicional y la jornada dejó un montón de postales.

Una de las más emotivas fue la que pudimos apreciar en Darío Melo. El portero no solo fue el meta suplente del Cacique, sino que también se comportó como un verdadero colocolino.

Y hay algo que destacar en él. Pese a llegar hace poco y no haber sumado muchos minutos, su actitud es digna de lo que David Arellano hubiese querido. Cuando sus compañeros pedían agua a los asistentes del club, era él, quién iba corriendo a la banca a buscar botellas de la forma más rápida posible. No solo eso, también dio instrucciones, gritó, apoyó, arengó y empujó en todo momento al resto del plantel.

Además, celebró los goles como un hincha más. Su compromiso es innegable con Colo Colo.

En Somos Chile tuvimos la posibilidad de contactarnos con el arquero y su respuesta es memorable: hace todo esto porque es colocolino desde chico y porque le nace. Siente estos colores como pocos, algo que se agradece.

Darío Melo no solo es la alternativa de Brayan Cortés, también es un aporte tremendo en lo humano.

Los TRES mejores en el superclásico

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?

Deja un comentario