DESDE EL SILLÓN | ¿Quién me dice donde dejaron a mi Colo Colo?

Ya no sé cómo intentar dilucidar la debacle de Rancagua. Le he dado mil vueltas y no encuentro respuesta para ese y todos los partidos que vinieron después de enfrentar al equipo de la helada pre-cordillera.

Autor | Alberto Salazar

Imagen: La nación

Me resulta casi increíble la falta de sangre y amor a la camiseta que han mostrado algunos jugadores que, además, han tenido muchas oportunidades de mostrar porque llegaron a Colo Colo. ¿Se les olvido jugar a la pelota, tienen miedo, o solo ven al cacique como un trampolín como dijo un ex jugador albo que ahora hace banca en Argentina?

Según mi apreciación hay una falta de respeto hacia la historia del cacique, al juego típico de Colo Colo.

Si había algo que tenían en común los grandes equipos de Colo Colo a lo largo de la historia, de la tremenda historia alba, es la combinación de velocidad, técnica y garra. El 73, el 91, el 97-98, el 2006, equipos dotados de todos esos factores antes nombrados. Quizás uno de estos atributos sobresalía sobre el otro pero estas 3 características se combinaban de tal forma que parecían equipos invencibles, o por lo menos el rival necesitaba sudar sangre para derrotarlos. Hoy no.

En este Colo Colo, dejando de lado a 4 o 5 jugadores, faltan absolutamente todos esos factores. Equipos que antes jugaban contra el cacique casi con miedo, ahora se dan el lujo de ganarnos con tal comodidad que nos parece estar viendo un equipo de medianía de tabla, esos que juegan por nada. Ni por el honor. Ni por la historia. Ni por ellos mismos.

Estos jugadores mediocres, lentos, con técnica deficitaria, al parecer no tienen idea de que están jugando en el equipo más importante de Chile y uno de los más representativos de Sudamérica.

Creen que estar en Colo Colo es venir a agigantar su curriculum de jugadores por el simple hecho de jugar en el más grande. Bonito se debe ver el nombre de Colo Colo en el historial de un jugador de futbol.

Pero al cacique se debe venir a aportar, no a ser comparsa. Se debe venir con la obligación de acrecentar la historia de Colo Colo y eso derivara en engrandecer su vida futbolística, señores. No es al revés. Colo Colo no es solo para mandar pelotudos a jugar al extranjero, en nuestro club debes dejar algo importante y luego pensar en otra cosa, su alma y su cuerpo deben respirar y vivir Colo Colo a cada instante. Porque están en el club que representa a la mayoría de un país. Y eso es impagable.

Estoy muy molesto, siento que nuestro equipo está perdiendo su esencia y eso duele. ¿Qué van a dejar esos transeúntes que caminan en Colo Colo? ¿Serán conscientes del gran daño que le están haciendo al club, a su historia y a nosotros como hinchas?

Como dice la canción de La Sociedad…Y nada quedara.

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?