El UNOxUNO de Colo-Colo ante Paranaense

Colo-Colo podría perder jugadores que finalizan contrato / Foto: Jorge Díaz

Colo-Colo podría perder jugadores que finalizan contrato / Foto: Jorge Díaz

Roberto Quintana Ramírez

Colo-Colo derrotó a Athletico Paranense en lo que fue su debut como local por Copa Libertadores. Si bien fue un 1-0, se apreciaron niveles muy buenos en casi todo el equipo, los que destacaremos ahora.

1) Pablo Mouche: El argentino fue el mejor. Jugó en cuatro puestos distintos; Puntero por izquierda, puntero por derecha, lateral volante por derecha y como único delantero cuando Blandi salió. No solo convirtió, sino que también fue el que más corrió cuando ya no quedaban piernas. Su actitud y jerarquía no solo impactan de manera positiva en el resultado, a sus compañeros los contagia.

2) Felipe Campos: El Murci tuvo un desempeño sobresaliente. Fue sólido en defensa y no perdió prácticamente ningún duelo. No es fácil decir esto a nivel internacional y ante un rival de Brasil. Su puesto natural no es central y cuando tiene que jugar ahí siempre cumple. Si Mouche no jugaba, era el mejor sin duda alguna. Lo bueno de esto es que si mantiene su nivel, cuando vuelva Zaldivia tendremos cuatro zagueros de calidad.

3) César Fuentes: Por fin estamos viendo al volante que necesitábamos. Fue figura ante La Serena y contra Paranense estuvo impecable. Si pudiéramos definir su cometido en una sola palabra, esa palabra sería ‘sólido’. Se comió el medioterreno. Siempre es alternativa para los defensores y su salida es limpia.

El resto de Colo-Colo

Brayan Cortés: El portero no fue muy requerido, pero cuando lo hicieron cumplió. Estuvo tranquilo pese a los errores que venía mostrando en los últimos encuentros.

Óscar Opazo: Si bien no es el Torta que conocimos en 2017 y parte de 2018, tuvo su mejor rendimiento en este último tiempo. No solo ganó la mayoría de sus duelos, sino que fue el gestor del 1-0. Además, pasó en innumerables ocasiones a las espaldas de Bolados, el gran socio que tiene actualmente. Se dio el lujo de trancar con la cabeza en una ocasión. Ese es el Opazo que necesitamos.

Juan Manuel Insaurralde: El ‘Chaco’ es un jugador copero por excelencia. Está bien, tiene sus ripios y no es el futbolísta más rápido que conozcamos, pero para eso está el segundo central, los laterales y el volante de turno, para suplir aquellas falencias. El trasandino tiene jerarquía, marca presencia en área propia y rival, cabecea casi todo lo que le llega y es mañoso, esa maña que se necesita en Copa Libertadores. Cuestionado habitualmente, pero cumple y siempre, pero siempre termina jugando.

Gabriel Suazo: Es un jugador que provoca división en los hinchas. Para algunos juega muy bien y para otros juega muy mal. Ayer tuvo un despliegue fabuloso, es incansable y como lateral ha mostrado una mejoría si lo comparamos con Ronald de la Fuente. Su entrega es incuestionable. Debe afinar varias cosas, una de ellas la entrega de balón, donde suele fallar.

Carlos Carmona: Venía siendo cuestionado, pero subió el nivel. Ante el cuadro de Brasil fue el complemento perfecto para Fuentes. El tipo jugó callado y su trabajo fue de relojería. Debe tener esta regularidad cada vez que juegue y no una vez cada varios partidos. Positiva presentación del experimentado mediocampista.

Leonardo Valencia: Tiene una categoría única. No es un jugador que vaya a hacer olvidar a Valdivia o a cumplir el papel del talentoso del equipo, lo suyo es otra cosa. Recordemos que no es 10, pero lo hacen jugar de 10. Generó varias faltas cerca del área rival y sacó al equipo de atrás cuando era necesario. Las infracciones que provocó le dieron refresco al equipo y le quitó vértigo al Furacao. Eso sí, necesita a alguien que lo apoye para que luzca un poco más.

Marcos Bolados: Incansable. Muy en la suya. El gestor del gol de Mouche. Corre, mete, genera peligro, siempre fue vertical, y eso que jugó poco más de 50 minutos. Es el más regular de Colo-Colo en los últimos 15 meses al menos. No por nada Felipao lo destacó cuando le tocó analizar al plantel.

Nicolás Blandi: Se perdió un gol solo y no tuvo muchas más chances. No obstante, el atacante hizo un trabajo sin balón muy bueno. Es cosa de ver el movimiento que hizo en el tanto de Mouche. Correteó a los defensores rojinegros, algo que se vio en los primeros veinte minutos con mayor claridad, provocando varios errores y nerviosismo en la visita. Está bien, se le contrató para hacer goles y no los ha hecho como se espera, pero ha aportado en lo táctico. Las anotaciones ya van a llegar.

Brayan Véjar: Entró por Bolados y su función era darle refresco al equipo. Hizo la pega. No fue determinante, tampoco un mal elemento, cumplió con lo que se le pidió.

Williams Alarcón: Fue el más débil. Cometió muchos errores en una zona sensible, más aún contra los brasileños. Entró nervioso y no pudo controlar aquello. Lo bueno es que ganó experiencia en el ámbito internacional, lo cuál es favorable para él y para el club.

Javier Parraguez: Entró cuando el partido finalizaba. Prácticamente no tocó el balón.

Deja una respuesta