8 errores que cometió Pablo Guede el día de ayer

Colo Colo no pudo ante el elenco del campanil y cayó a una semana del superclásico. Pablo Guede traspasó su desesperación a los jugadores, quienes tampoco hicieron mucho para salvar la situación.

El entrenador albo cometió varios errores durante el partido, los que pasamos a detallar.

Se creyó el Brasil del 70: colocó a Ramón Fernández, Jorge Valdivia y Jaime Valdés, tres hombres de buen pie. El tema es que ninguno ejerció la posición de 10, que es de las que más les acomoda. Pajarito se fue a la izquierda, Ramón a la derecha y Valdivia era delantero. Colo Colo tuvo posesión, pero abusó de los centros al único delantero centro que tenía el equipo. Claramente la idea no resultó y no es primera vez que lo intenta.

Las bandas: Insiste con poner a Gabriel Suazo por izquierda, cuando el jugador ha demostrado rendir mejor al lado de Baeza. Por derecha colocó a Felipe Campos, acostumbrado a jugar de Stopper. ¿Cual es el problema con el ‘Murci? Que al no estar acostumbrado a la posición, muchas veces es intrascendente al momento de ganar línea de fondo y centrar, y cuando lo hizo bien, solo tenía a Rivero como referencia, ya que fue el único atacante nominal. Como no explotó bien las bandas en la primera etapa, Valdivia no tenía referencia para hacer su juego.

Insiste con Fernández: Ya tocamos esto en el primer punto, pero abordaremos otra arista. El tema no es contra el 14. Entendemos que Guede lo manda al terreno y lo carga por derecha, cuando su posición natural es de creador -lo haga bien o mal-. Lo hizo todo el semestre pasado y nunca resultó. Ayer volvió a insistir con la fórmula y, adivinen… tampoco resultó. ¿Es que Guede no aprende de sus errores?

Primer cambio: Empezó la segunda etapa y mandó al terreno a Nico Orellana. Hasta aquí su único acierto. Entonces ¿cual fue el error? Sacó a Suazo cuando era mejor reposicionarlo como volante central y pasar a Valdés a la izquierda. Acá debió sacar a Fernández, que mostró nada, y dejar con camino libre a Campos por esa banda.

Valdivia delantero: Guede puso al Mago de cualquier cosa. No fue 10 y tampoco fue 9. ¿El resultado? Un Valdivia intrascendente y más preocupado de pelear con los jugadores de U. De Concepción y con el juez Bascuñan.

Desorden en el 2T: Colo Colo afrontó la segunda etapa ‘a lo que salga’. Zaldivia pasó a jugar de ‘6’, Baeza se cargó por izquierda, Bolados entró por derecha y después al poco rato lo mandó a la otra banda.

Demasiado Riego: Es mucho el riesgo que asume en defensa para lo poco que genera en ataque. Los resultados son nulos. Guede cree que todavía está en Palestino -con el respeto que nos merece aquella institución- y sigue experimentando todo el tiempo.

Nula reacción: Guede guardó silencio durante todo el partido. No impartió instrucciones, no hablaba, no gritaba, mientras en la otra vereda Bozán alentaba y arengaba en todo momento a sus jugadores. Esa es la diferencia entre un DT que cree saberlo todo con otro que sabe que está aprendiendo.

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?