Estadio Monumental: la mentira sobre la ayuda de Pinochet

«Tu estadio te lo construyó Pinochet», es una de las célebres frases que reciben los hinchas colocolinos de fanáticos rivales cada vez que se refieren al Estadio Monumental. Sin embargo, tal dicho contiene un condimento por detrás: la mentira. En Somos Chile Radio te invitamos a leer lo que de verdad sucedió con el supuesto aporte de Augusto Pinochet:

También puedes leer: Mario Salas no quería irse de Perú

No es cierto que la Ruca se construyó con el dinero de la dictadura militar. Primero que todo, porque los terrenos de Avenida Marathon se compraron en un período lejano a 1973 donde aún ni se insinuaba la terrible crisis social, política y económica que azotó el país años después.

Fue en 1956 donde la Inmobiliaria Estadio de Colo-Colo compró los terrenos de Avenida Departamental teniendo un sueño por detrás: tener un estadio mundial para albergar a 120.000 personas y, de esta forma, ser sede para el Mundial de 1962.

Con el paso de los años, Colo-Colo al fin pudo inaugurar la Ruca. Fue el 20 de abril de 1975 ante Aviación con triunfo del Popular por 1-0. Pero el Monumental gozaba de precariedad. Faltaba alcantarillado, servicios higiénicos, las galerías no tenían tablones y la cancha estaba en mal estado. Por ende, el Popular volvió a hacer de local en el Estadio Nacional.

LAS ESTRATEGIAS

A fines de los 80, la dirigencia encabezada por Peter Dragicevic quería un estadio para 60.000. Pero el director de la DIGEDER (en ese entonces el órgano encargado del deporte a nivel estatal), Brigadier General Carlos Ojeda, se opuso y quería un recinto con menor aforo, según cuenta el libro «Origen de una Pasión» escrito por el periodista Roberto Guidotti Zersi.

«El gobierno se negó enfáticamente en varias ocasiones porque la inauguración del Monumental significaba que el Estadio Nacional perdería a su más importante arrendatario. El gobierno quería que Colo-Colo redujera el público a 15.000 personas», dijo a Somos Chile Radio el periodista Fabián Valenzuela, autor del libro «Una Historia Monumental».

El apoyo económico que tenía el club eran varias. Entre ellas, Fabián Valenzuela señaló que «las estrategias eran las Acciones de la inmobiliaria (la mayoría ya existentes y que se respetaron), recaudación de partidos, recaudación por traspasos, publicidad estática, publicidad vendida por años, derechos de TV, entre otros».

¿Sorpresa? Miguel Pinto llamó a la ‘U’ para evitar problemas con Colo Colo

Según relata el libro «Origen de una pasión», la venta de Hugo Rubio al Bologna de Italia aportó cerca de $200 millones y la «Colotón» -colecta pública transmitida por televisión el 1 de octubre de 1988- $221.460 más.

«En 1988 las obras tenían un coste de casi 400 millones de pesos inicialmente y luego sube a 500 millones. En la Colotón de 1988 se reúnen 250 millones, Coca-Cola adquiere la exclusividad de la comercialización de bebidas por 120 millones, la venta de Hugo Rubio reporta 727.000 dólares que son invertidos en la construcción de la tribuna Rapa Nui. El resto se hizo con aporte de hinchas y créditos resolventes a corto plazo«, añadió Valenzuela.

EL OFRECIMIENTO

Sí hubo ofrecimiento por parte de Augusto Pinochet para financiar el reducto de Macul, pero ese dinero no llegó a las arcas del club. Un día antes de la Colotón, llaman a la dirigencia alba comandada por Peter Dragicevic a La Moneda y es ahí donde prometieron el dinero. Dragicevic se negó en un principio, pero después entendió la magnitud del dinero que presentaron.

«Nos dice que quiere cooperar, que cómo lo puede hacer como gobierno. Nosotros teníamos financiado el estadio. Entonces yo, también consciente de la eventual utilización que podría haber significado, de que al final no íbamos a ser nosotros los que termináramos el estadio, sino el gobierno, le dije que no tenía ninguna posibilidad, que el estadio estaba financiado, pero que si él quería cooperar, que no le íbamos a prohibir eso«, comentó Peter Dragicevic a La Tercera el 28 de septiembre de 2019.

VIDEO| Carlos Caszely y su categórica respuesta en vivo a Kast

El timonel albo de esos años aceptó el ofrecimiento y le habló a Pinochet sobre la «etapa 2 del Estadio Monumental».

Pero, ¿En qué consistía dicha etapa? «Significaba que se podría construir una especie de Universidad Colo-Colo o Universidad del Deporte. La idea era emular la antigua escuela de artes y oficios. Pero no solo sería esa construcción sino que se buscaría asimilarla a un country club con piscina olímpica y un gimnasio polideportivo«, subrayó Fabián Valenzuela.

Juan Cristóbal Guarello, periodista deportivo, señaló el 22 de julio de 2015 en el programa Los Tenores que «Pinochet desesperado porque perdía el plebiscito lanza este ofertón de construir la segunda etapa del estadio Monumental, porque la primera ya estaba financiada, entonces él ofreció una segunda etapa que era una piscina y un gimnasio«.

Carlos Ojeda, director de la DIGEDER, se opuso al ofrecimiento. Puso obstáculos como el presupuesto anual y porque no habría dinero para desarrollar el deporte en regiones. De esta manera, le dijo a Pinochet que la plata era inviable. Finalmente, la oferta de la dictadura militar nunca se hizo efectiva.

«El dinero no llegó porque era un ofrecimiento de campaña. Cuando Pinochet pierde el plebiscito inmediatamente el club va a preguntar por el dinero y la respuesta fue negativa. Inclusive cuando Aylwin llega al poder, su director de Digeder era profundamente colocolino y amigo de los dirigentes del club, pero también les da respuesta negativa. Digeder ya tenía listo el presupuesto para 1989 y no tenían de donde más sacar recursos para Colo-Colo. Además, ya habían invertido 500 millones en el Estadio de La Cisterna«, añadió Fabián Valenzuela a Somos Chile Radio.

Hay personas que estuvieron presentes lo vivido en aquella época que también desmienten la situación. Alfredo Astura, gerente de Colo-Colo en 1979, dijo a La Tercera el 26 de julio de 2015 que «no tuvo influencia el Gobierno. De acuerdo a las expresiones y análisis, fue un esfuerzo dirigencial y de sus socios«.

Hubo dinero ofrecido, sí. Pero nunca llegó al club y el Estadio Monumental se financió con la venta de Hugo Rubio a Europa, la Colotón, aporte de socios y la publicidad. Empresas como Coca Cola tuvieron exclusividad para vender dentro del recinto, Lan Chile fue el sponsor de las camisetas, entre otros.

¡Para aplaudir! El increíble gesto de Roberto Gutiérrez en medio de la pandemia

Deja una respuesta