Palabras dedicadas a Esteban Paredes: El ídolo que no abandona

Valiente fuerte y grande, de sangre altiva y noble corazón

¿Necesitamos un delantero?, lo tenemos. Pero que sea gambeteador, lo tenemos.¿Juega sin balón? Si. ¿Oportunista?, a veces. ¿Y si buscamos un 9 estático y a lo enganchamos?, lo hace perfecto. Te apuesto que si lo utilizamos como externo no rinde, Nació en esa posición. ¡Ese jugador no existe! me dirán. Yo digo ‘SÍ. SE LLAMA ESTEBAN PAREDES’.

Por: Ignacio Díaz Pino

Valiente: Tan valiente como para empujar una selección angustiada y salvar a un dt que no te convocó frente a Uruguay, llamado de emergencia, clavando y gambeteando a Godin y Lugano. Tan valiente para dar la cara de frente en los peores momentos institucionales. Tan valiente que también diste la cara en la peor derrota del último tiempo. Tan valiente que puedes decir no y puedes decir sí.

Fuerte: Tan fuerte que puedes anotarle al Santos cayendo al suelo en su única derrota continental en el año 2011. Tan fuerte que toleras las críticas y los malos momentos. Tan fuerte que puedes decir que anotarás “ese” domingo y no fallar. Tan valiente que sacrificaste el mejor sueldo de tu merecida vida, para volver por nosotros. Bueno normal para un tipo que está forjado por las llamas del esfuerzo y sacrificio.

Grande: No importa si es 1, 2 o mil personas que quieran una imagen contigo, ahí estás, sonrisa grande y humildad absoluta. “Llego al club que siempre quise”, “quiero la camiseta Nº 30”, 204 goles. Eres un ejemplo, nada más que agregar.

Altiva: Zurda inmortal, talentosa, soberbia. La vida te bendijo con ella, y nos alegras siempre, te lo mereces.

Noble corazón: Siempre con tus compañeros en el pecho y en el costado izquierdo. Esteban Paredes, nunca nos dejaste solos. Nunca ensucias el nombre de la institución y siempre das el ejemplo, profesional indiscutido y eres de esos que (ojalá)… NO SE RETIREN NUNCA.

Via
Ignacio Díaz Pino
ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?