Los TRES mejores en el superclásico

Imagen: Jorge Díaz Honorato

Este sábado, Colo Colo se impuso ante la Universidad de Chile por 3 tantos contra dos en el Estadio Monumental. Pese a que no fue un buen primer tiempo, las ganas y la jerarquía del Cacique salieron a relucir y el equipo se pudo quedar con el compromiso.

Los rendimientos comenzaron a mejorar en la segunda etapa, precisamente con el ingreso de Jaime Valdés, quién hizo que los azules tuvieran que reestructurar su planteamiento en la cancha del David Arellano.

El complicado momento de Jaime Valdés en Colo Colo

El primero de ellos es Iván Rossi. El argentino se rearmó tras un comienzo bastante discreto. Cometió un penal innecesario, que significó la apertura de la cuenta para la visita. Posterior a eso se ganó amarilla, se vio descontrolado y perdió muchos balones en la salida. No pudo complementarse de buena forma con Provoste y tampoco con Suazo. Por como estaba jugando daba la sensación que en cualquier momento se iba expulsado. Pero no, el trasandino sacó a relucir su categoría luego del ingreso de Jaime Valdés. Cuando entró pajarito, no solo le dio una opción de descarga a Rossi, sino que también hizo que la U tuviera que rearmarse, dando más libertad al 23. Pese a estar amonestado, no se reservó, no se guardó y siguió jugando como si no tuviera tarjeta. Es un perro de caza, imparable, fiero: un monstruo del mediocampo. Tanto Oroz como Fernández no tuvieron mayores opciones de lucir y eso fue gracias, en parte, a él.

Iván Rossi en el Colo Colo vs Universidad de Chile
Iván Rossi fue uno de los jugadores destacados del Superclásico (Imagen: Jorge Díaz Honorato)

Pablo Mouche es otro de los jugadores a destacar. Participó en todos los goles de Colo Colo y quedó en la historia tras asistir a Esteban Paredes en el gol 216. Es más, en ese tanto daba la impresión que él mismo podía convertir, pero fue generoso y le cedió el balón a un ‘Tanque’ que estaba solo con el arco a su merced. Mouche venía algo taimado en los últimos meses, esto es porque fue relegado al banco por Mario Salas sin un argumento futbolístico claro. Pero en vez de enojarse y querer irse, Mouche muestra todo ese malestar en la cancha transformándolo en ganas. Se enoja, reta a sus compañeros, va siempre para adelante y grita los goles como si llevara años en Pedrero. Cabe recordar que ha jugado dos clásicos desde que llegó, matriculándose con un gol y tres asistencias. Jerarquía por donde se le mire.

Pablo Mouche estuvo presente en todos los goles de Colo Colo ante La U
Pablo Mouche estuvo presente en todos los goles de Colo Colo ante la U (imagen Jorge Díaz Honorato)

Finalmente, Julio Barroso no puede pasar desapercibido. Fue el mejor del Cacique en un primer tiempo lleno de rendimientos bajos y erráticos. Si no fuera por su solidez en la marca, la U podría haber marcado un par de goles más. El Almirante dejó casi sin opciones a un siempre activo Leandro Benegas. Pero no fue todo, se dio el lujo de hacer el gol del triunfo, ese gol agónico que todos gritamos con el alma. Tan bueno fue su nivel el día sábado, que sin esa anotación hubiera sido igual de los mejores.

Julio Barroso / Imagen: Sebastián Órdenes – colocolo.cl

Caso aparte es lo de Esteban Paredes. Él no necesita estar en podios. Aparte de hacer historia con su gol 216, muestra ser siempre importante. Está claro, quizás no tuvo un buen partido en general, pero salió y la U empató con el golazo de Ángelo Henríquez. ¿Alguna duda de la relevancia que tiene cada vez que está en el terreno de juego?

Y, para ustedes, ¿quienes fueron los tres mejores de Colo Colo?

Así quedó Colo Colo en la tabla de posiciones luego del Superclásico

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?

Deja un comentario