Objetivo; Libertadores 2018

Autor | Nicolás Bausare

Esta última semana vivida por el cuadro popular estuvo llena de contrastes, a nivel internacional sufrimos nuevamente con una eliminación temprana de Copa Libertadores,  por contraparte en el torneo nacional conseguimos un triunfo contundente que nos permitió continuar liderando la tabla de posiciones.

Analizar esta situación pareciese no ser tan difícil, a nivel local Colo-Colo no tiene competencia, y no lo digo desde la vereda del egocentrismo ni nada, sino desde la realidad, como lo es que el partido más importante del torneo no sea más que un pseudo clásico que vive solo gracias a la rivalidad histórica de ambos clubes, ya que a nivel de resultados  la superioridad del cuadro albo es abismante; otro ejemplo no menor es que el actual campeón del futbol chileno fue incapaz de superar al cacique en los 3 partidos que disputaron el semestre anterior; en resumen y más allá de resultados puntuales que se puedan dar durante el transcurso de este clausura, este torneo debiese teñirse de blanco, más si consideramos que aquellos clubes que en el papel tienen las credenciales suficientes como para disputar el título estarán disputando torneos internacionales, una carga extra que sin lugar a dudas llegado el minuto les significara una merma en lo deportivo. Internacionalmente la cosa es muy distinta, y eso quedó ratificado el pasado miércoles, el peso específico del plantel es sumamente importante para enfrentar ese tipo de partidos, jugadores con roce internacional son fundamentales para desequilibrar una fase eliminatoria, algo que no logre advertir en la antesala de la disputa de la llave con Botafogo cegado por las actuaciones a nivel local, que claramente por lo ya expresado no es ningún parámetro valido para considerar.

Ya basta con los torneos mediocres, en donde equipos que pelean en la zona baja de la tabla puedan acceder a torneos internacionales, la nivelación debe ser hacia arriba, cosa que obligue a las administradoras de los clubes a invertir para la consecución de objetivos, hecho que de manera inherente significara un aumento en la competitividad de nuestro alicaído torneo; y basta también con la falta de identidad de quienes hoy administran los clubes, su objetivo claramente es invertir lo menos posible y poder descansar de las platas del CDF, auspicios y asistencias al estadio.

Hoy el objetivo de Colo-Colo es campeonar, excusas no hay y no habrán; el paso siguiente será indiscutiblemente ir a pelear una Libertadores; somos el club más importante del país y no podemos vivir con ser el equipo más ganador a nivel local, sin poder validarlo a nivel internacional; que le quede claro a la concesionaria que hoy administra el club.

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?