Parrilla Programática

Colo-Colo pasa por problemas institucionales y eso no es novedad.
a lo largo de su historia esto ha pasado muchas veces debido a todo lo que genera socialmente y las luchas por poder son una constante, hoy resumiré los diferentes problemas que acarrea el club que a esta altura, parecen una parrilla programática de un canal de telenovelas.
Autor | Sadrach Abarzua


 

La actual administración a cargo de Anibal Mosa pasa por sus peores momentos, no vamos a decir que empezó de buena manera ya que antes de asumir la presidencia de la institución que administra Blanco y Negro, Mosa ya había protagonizado conductas poco éticas a mi parecer. Por eso me llamó mucho la atención sus declaraciones en las que indicaba que no podia seguir trabajando con personas que le enviaban recaditos por la prensa y daban puñaladas por la espalda, incluso agrega que si el directorio se lo pide, el está dispuesto a dar un paso al costado. Este es el malo de la novela que se hace el hue… y todos quieren que se muera y le pase lo peor. Merecido tal vez lo tiene, no puede ser tan cara de raja al declarar de esa forma cuando el andaba a la cola de Salah y le termino haciendo la cama, negociando con los jugadores por debajo y a espalda de todos. Se agarro a cornetes con Fleitas, termino colmando la paciencia de Tito Tapia y le hizo una de las bajezas más grandes que yo recuerde para forzar la renuncia de Sierra.
Señor Mosa, ¡usted no tiene moral para declarar de esa forma!

Sí Mosa se queda o no, no cambiará mucho el panorama, una cosa es que renuncie a la presidencia pero las acciones no las va a vender y terminara ejerciendo presión en las negociaciones y decisiones de forma interna, con sus 3 votos que tiene en el directorio.

Ya no recuerdo la cantidad de veces que hemos debido enfrentar los desafíos futbolísticos con un técnico interino. Está bien, Colo-Colo es grande y debe ganar siempre con quien sea, OK. Pero es importante una continuidad en el trabajo, ahora sin importar el técnico que llegue, habrá que darle un espacio de acomodo, se debe ganar, pero la forma, velocidad y estilo no se cambian de un día para otro, más aun en un plantel acostumbrado a un ritmo de juego lento. Sinceramente les digo, me gustaba el nombre de Guede, me gustó mucho lo que hizo en Palestino pero dejó de gustarme el día que declaro en Argentina diciendo qué en Chile, el era él puto amo. Claramente eso no debería afectar con sus cualidades para asumir en Colo-Colo pero desde ese día generó rechazo en mi.

Los Refuerzos nunca dejan contento a todo el mundo, eso es normal al ser el futbol tan generalizado, los gustos van como los colores, a cada uno le gusta uno distinto. Pero si hay algo en que todos coinciden es en la baja calidad de los que han llegado en los últimos años. Parece una constante, no me cansare de decir que primero hay que darles tiempo, pero se extrañan esos refuerzos que llegaban se ponían la alba y rendían.

Lo que es primera vez que veo, es la situación con los refuerzos extranjeros. El papelon de traer y esperar que en una semana estén nacionalizados un par y que deban echar a otros por sus errores, es de otro mundo. Ni hablar de la negligencia en la entrega de documentos federativos para la habilitación de otros, si esto fuera una novela, ese gerente es un “maldito lisiado”.

Luego está la dramática y patetica intervención de los jugadores en dialogos cruzados apoyando o desprestigiando a directores técnicos, presidentes, directores o refuerzos. Todos tenemos derecho a opinar, pero dudo que acá solo exista un afán de expresarse, permítanme dudarlo.

Es que cuando es época de negociación, salidas y renovaciones, podemos esperar cualquier cosa, si hay dinero se puede esperar cualquier cosa. Pero en serio, este año se pasaron de la raya.

Solo falta la guagua, la ciega y el muerto. porque de la grimas, dinero y engaño sobra bastante -aunque creo que los 3 primeros ya están-.
Hasta la próxima semana, si Arellano quiere. ¡Abrazo de Campeón!

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?