|ANÁLISIS| Lo que Rusia 2018 nos enseña a los colocolinos

¿Podrá Tito Tapia aplicar algo de lo que vimos en el Mundial?

Acaba de terminar el Mundial de fútbol y podemos tomar varias cosas para aplicarlas en nuestro Colo Colo. Excluímos a los mejores del campeonato, con el fin de dar a entender que no necesariamente los mejores, son la clave del triunfo.

Arquero: Más allá de la función más importante del guardapalos sea la de atajar, también es importante el juego de pies y el liderazgo, ser dueño del partido y del equipo, transmitir esa seguridad que haga el resto de los jugadores no mirar con la nuca.

Ej: Schmeichel – Dinamarca, Akinféyev – Rusia, Subasic – Croacia.

Laterales: Destacamos por pedir siempre a nuestros laterales atacar y llegar a línea de fondo, pero existe algo que puede suplir o valer más, consiste en el juego de equipo, el planteamiento táctico y entenderse con todos los compañeros.

Ej: Lucas Hernandez por izquierda inicia la ofensiva, Pavard por derecha la remata – Francia 2 – Argentina 2. (Cheryshev – Rusia)

Centrales: Ubicación, fuerza, técnica y coraje. Colombia lo tuvo y nosotros lo tenemos.

Ej: Yerry Mina, Davison Sanchez – Selección de Colombia.

Centro campista defensivo: Equilibrio, estar en todos lados, amigo de todos, entregar al compañero, pausa, cubrir, marcar y ser el corazón del equipo. (ser tan necesario que si faltas, tu equipo tambalea)

Ej: Henderson – Inglaterra, Lucas Torreira – Uruguay. (Casemiro – Brasil)

Mediocentro: Estandarte, cubrir al compañero, ser amigo de todos, silencio, responsabilidad, criterio y técnica, si no hay dinamismo hay creatividad, ambas características complementarias, el equipo ataca y defiende a su decisión.

Ej: Ivan Rakitic – Selección de Croacia.

Mediapunta: No sacas nada con ser el mejor del equipo, con poseer talento, técnica y fuerza física, si tus compañeros no están a la par, la fuerza del colectivo marca diferencias. Jorge Valdivia lo sufrió y ahora podemos cambiar la historia.

Ej: Christian Eriksen – Selección de Dinamarca.

Extremos: Utilizarlos de distintas maneras, uno incisivo, otro más creador. Uno que va a línea de fondo y otro en diagonal, goleador o asistidor, en fin. El punto es que te entregue la variante que altere el ritmo del partido, logre tambalear al rival y asustarlo.

Ej: Cristián Pavón – Selección Argentina.

Delanteros: Olvidemos que si no hace goles no sirve, sacrificio, garra, juego en equipo, cansar a los centrales, picar al vacío y aguantar, son argumentos importantes que si marcan la diferencia.

Ej: Oliver Giroud – Francia.

Colectivo: Permite neutralizar las virtudes del rival en base a tus fortalezas, no necesariamente debes tener los mejores jugadores, también ubicarlos y entregar las herramientas para que utilicen el máximo potencial.

Ej: Selección de Japón.

Individual: Por muchas diferencias que marque un solo jugador en ofensiva, difícilmente pueda ganar el partido, lo vivimos con Paredes el semestre pasado.

Ej: Cristiano Ronaldo – Portugal, Christian Eriksen – Dinamarca, Mohamed Salah – Egipto.

Sangre, garra, pasión: Los estudios indican que la motivación aumenta un 15% tus capacidades, quizás tienes poco plantel, pero entregando “eso” puedes ser finalista.

Ej: Selección de Croacia.

El rival también juega: Está claro, no siempre se puede ganar aunque en el papel y en la HISTORIA, el contrario tiene sus virtudes.

Ej: Selección de Brasil, Selección de España.

PD: El Dios del fútbol tarde o temprano pone todo en su lugar, siempre se cumple, es Ley.

Ej: Juan Antonio Pizzi – Arabia Saudita, Julién Lopetegui – España, Jorge Sampaoli – Argentina, Leonel Messi – Argentina.

Todos estos aportes que hicimos (guardando las proporciones por supuesto), podemos llevarlas a cabo y superar los objetivos planteados.

ver más...

Noticias Relacionadas, ¿las viste?

¿Leíste esto?

Close